Life In Color

Home / Fiestas y conciertos / Life In Color

Life In Color

No recuerdo ya qué tanto tiempo nos tomó planear la fiesta pero sí recuerdo la emoción al tener los boletos en la mano. Escaparnos un fin de semana a Seattle era una aventura hasta para nosotros.

El primer paso era asegurarnos de tener un buen hotel y un buen vehículo para el escape. Así que dicho eso, buscamos un auto que cumpliera con las necesidades… Y más.

970430_10151972410193849_1617903720_n

Como iba avanzando el día, nos dimos cuenta de lo tremenda que estaría la fiesta. Estábamos en un lugar legendario, rodeados de arquitectura y diseño, sólo con ojear a través del auto podíamos ver monumentos modernos por doquier.

960047_10151972410198849_2049036314_n

Lo que no sabíamos, era lo loca que era la gente en ese país cuando le dabas pintura y alcohol. Ni aunque hubiésemos leído y entrevistado a toda la gente habríamos creído que se ponía así. Ya nos llegaban algunos rumores, así que nos preparamos en el hotel con unos snacks por si no encontrábamos comida. Era hora de “comer” un gran “sandwich” y acompañarlo con tragos y energy drinks para sobrevivir a la fiesta, así que nuestro almuerzo se veía más o menos así:

168269_10151972411873849_1447131672_n

Tuvimos unos conflictos por aquí y por allá ya que no entendimos bien las políticas de Seattle al hacer legal ciertas cosas y no hacerlas, pero creo que fue problema de entendimiento o percepción… Tal vez de imaginación. En fin, fue difícil, pero algunos sandwiches nos acompañaron al concierto.

Finalmente llegamos… Y lo que sucedió no nos lo creerán… O tal vez sí, no sé quién seas. Pero estábamos rodeados de personas semidesnudas corriendo con pintura y chicas pidiéndonos que les ayudáramos a colocarse un poco. No sé, tal vez nos vieron con mucha experiencia en el asunto. Yo sólo recibí mi equipo que constaba de una toalla y mi kit de pintura, no esperaba entrar a una orgía, y aunque no lo era, eso parecía en primera instancia. Estuvo loco, estuvo nuevo, estas fotos no las subiremos, eso tendrán que imaginárselo.

Lo Mejor: La noche se la llevaron Flux Pavilion y David Solano. Ah, y la gente que nos rociaba pintura con mangueras, ellos también.

Lo Malo: Lo único decepcionante fueron los 40 minutos de fila para comprar un par de cervezas. Eso sin duda pudo haber sido mejor.

310174_10151972410203849_1114658835_n

 

W

Recommended Posts

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search

32la-foto-1